fbpx

FILIPENDULA ULMARIA (spiraea ulmaria, L), REINA DE LOS PRADOS

FILIPENDULA ULMARIA (spiraea ulmaria, L), REINA DE LOS PRADOS

Comunmente conocida como Ulmaria, crece en zonas húmedas de Europa y Asia, a lo largo de ríos, riberas de ríos y arroyos, pero también en zanjas y áreas pantanosas hasta 2.000 m. altura.

Sus bonitas flores blancas le dan el nombre de Reina de los Prados, estas flores tienen propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antipiréticas, entre otras, por la acción de los derivados salicilatos que contiene. Es llamada la aspirina vegetal y no tiene los efectos secundarios sobre el estomago que tiene la aspirina.

También es conocida por sus propiedades diuréticas, por lo que será un buen aliado de las dietas, ideal para luchar contra la retención de líquidos, para promover el drenaje y eliminar las toxinas del cuerpo.

Un poco de historia:

Ulmaria era una de las plantas veneradas por los druidas, se usaba para lanzar hechizos de amor. Era considerada una flor mágica, y esparcida (especialmente durante las bodas) para difundir la paz, el amor y la armonía.

Ya era conocida en la Edad Media por sus propiedades antirreumáticas, en el siglo XVII se utilizaba para tratar a pacientes con virus de la gripe, también apreciada en caso de ardor de estómago, diarrea, dolor muscular y articular.

En 1835, un científico llamado Karl Löwig logró extraer una molécula quimicamente idéntica al ácido salicílico (extraída de la corteza de sauce): es, de hecho, el «salicilato de sodio». Esta sustancia, que es eficaz contra el dolor y la fiebre, lamentablemente tenía demasiados efectos secundarios gástricos.

No fue hasta 1853 que un químico francés, Gerhardt, logró transformar el «salicilato de sodio» en «ácido acetilsalicílico», pero el proceso era demasiado complejo y el producto demasiado impuro. En 1897 Félix Hoffmann, un químico que trabajaba para los laboratorios de Bayer reanudó el trabajo de Gerhart caído en el olvido y obtuvo el «ácido acetilsalicílico» puro: el producto se comercializa bajo el nombre Aspirina®: «A» para acetilo y «espirina» para Spiraea.

Su droga vegetal son las sumidades floridas que se recogen entre mayo y agosto. Como planta medicinal se puede tomar en infusión de las sumidades floridas frescas o secas, aunque es mejor secarlas si se quiere tomar durante el resto del año. El aroma de sus flores es suave y dulce por lo que es adecuado para perfumar postres (compotas, macedonias, helados…). Sus hojas tiernas sirven para dar gusto a las sopas.

(No tomar si hay hipersensibilidad al ácido salicílico.)

Más info: wikipedia

Consulta: https://www.dieti-natura.es/plantas-y-activos/reina-de-los-prados.html

No Comments

Post A Comment

ocho + 17 =